La pesadilla de ser prisionero de los portales de empleo

Si eres un lector habitual del blog, conocerás mi aversión hacia los portales de empleo generalistas, una fuente de reclutamiento que con el paso de los años no ha sabido evolucionar y adaptarse a las necesidades de las empresas y sus reclutadores, ni tampoco a las de sus candidatos; una herramienta obsoleta que no resulta ya efectiva ni para el reclutador ni para el buscador de empleo; la peor pesadilla tanto a la hora de encontrar al candidato que se requiere como a la hora de encontrar un trabajo.

Aunque hacía mucho tiempo que no utilizaba Infojobs, hace un par de semanas decidí publicar una oferta para cubrir un puesto que no requería de un perfil muy cualificado. Mi experiencia ha sido caótica, más de 250 candidatas inscritas y tan sólo una decena de ellas cumplían los requisitos mínimos solicitados.

Leer las expectativas laborales de alguna de ellas fue sin duda muy decepcionante, desde la persona cuyas expectativas no tenían nada que ver con el puesto ofertado, a aquella que no le importaba el puesto a desempeñar, pasando por la que sólo buscaba un buen salario (sin especificar el salario deseado) y hasta la que incluía datos personales que nadie le había solicitado y como bonus tres faltas de ortografía en una misma frase.

futuro empleo

Paralelamente a la recepción de candidaturas en Infojobs, realicé una búsqueda a través de redes sociales, pudiendo contactar e interactuar con dos personas que encajaban a la perfección, que se encontraban en búsqueda activa de empleo y que creo que todavía siguen sorprendidas de haber podido realizar una entrevista de trabajo gracias a tener un perfil público en twitter.

Si en los años 90 la aparición de las agencias de colocación supuso una auténtica revolución en la búsqueda de empleo, al igual que en la primera década de este milenio lo fueron los portales de empleo, actualmente las redes sociales comienzan a superar con creces este fenómeno.

Cada día somos más los profesionales de Recursos Humanos que preferimos realizar una búsqueda de candidatos a través de la red y no esperar a que estos lleguen a nosotros a través de la inscripción en una oferta de empleo publicada en un portal, pudiendo aportar una atención más personalizada y menos masiva a la candidatura, además de una mayor transparencia al proceso.

Yo lo tengo claro, prefiero emplear mi tiempo en buscar al candidato que necesito, que esperar a que sea él el que encuentre mi oferta, ¿por qué ser prisionero de los portales de empleo cuando existen herramientas mucho más eficaces?.

Víctor Candel

Banner Rumbo al empleo 2.0

Anuncios

49 pensamientos en “La pesadilla de ser prisionero de los portales de empleo

  1. ¡Hola. Victor!

    Casualmente acabo de encontrar esta página en la que se expone la situación…en el 2014

    Me encargo de buscar gente para un puesto de trabajo. Llevamos los últimos 3 años en los que hemos tenido que incorporar a 5 personas que, siendo una PYME, nos ha supuesto doblar la plantilla. Esto ha tenido que ser, finalmente, a través de empresas de empleo temporal, así como de portales de empleo y coincido en los siguientes puntos:

    1) Tanto la empresa de empleo temporal como los portales de empleo usados (trabajando.com y jobandtalent) me han dado un elevadísimo número de resultados. El primero mejor que el segundo, el cual, además, sirvió para que al día siguiente de publicar la oferta, mi empresa cambiara inmediatamente de actividad teniendo que responder a los cientos de llamadas que recibimos pidiendo trabajo. Cerramos la oferta, y pusimos la correspondiente reclamación. En esa vez de las 900 (y no exagero) candidaturas que se recibieron, sólo resultaron válidas 3. Se, porque lo cuenta la gente que viene a ser entrevistada o respondida, que existen otras empresas que parecen no tomar interés alguno en las ofertas recibidas… tampoco es de extrañar cuando para un puesto de administrativo se presentan candidaturas sin experiencia, conocimientos, y con un cv lleno de saltos entre empresas ejerciendo la labor de albañil, camarero, o limpiadora. Y ¡no! todos las candidaturas se leen, se consideran, y se reponden, por lo que se admite el hecho que una persona con estudios universitarios de C.C.Económicas haya estado trabajando de peón albañil.
    Por ello, ahora, con una nueva búsqueda de trabajador, estoy en la tesitura de cómo actuar frente a la dudosa calidad de respuesta que me están ofreciendo los portales de empleo.

    2) Por otra parte, también, reclamar a quien busca empleo que, en muchas ocasiones, no parece ser realista con las condiciones que solicita. He llegado a tener una entrevista con una persona que contactamos a través del primer portal, para un puesto vacante publicado en estos portales donde siempre se ha especificado el salario, con la que tuvimos que dar por terminada la entrevista cuando comentó que “su valía era por…” doblando el salario ofrecido. Y no, el salario que se publica no es el real, sino que es mayor, debido a un incremento argumentado en forma de comisión por las ventas (de la empresa -es decir, hasta en el almacén cobran comisión por la facturación, y no son comerciales ni atienden clientes-) porque ya ha habido varias personas que, estando en el periodo de formación, nos exigía que le subiéramos el sueldo porque estaba publicado. Resultado, ni se publica ni se informa al candidato de esto durante la entrevista. Casualmente hemos observado que la gente ha sido más agradecida cuando han estado con la nómina según convenio y, al pasar el periodo de formación, le hemos incluido las comisiones. Igualmente, consideramos, nos ha quitado gente que quería cobrar el primer mes 1.000 Euros, y al año estar cobrando 3.000. Esto, también cansa. Sobre todo porque, parece que piensa la gente que las PYMES pagan igual que una gran empresa y, permítame informar que más de un candidato aceptable ya está harto de super-empresas que han formado al trabajador y le han dado unas expectativas para, al poco tiempo, despedirle u ofrecerle un cambio de contrato. Y lo que es paradójico, tras comentar esto con gente de RRHH de este tipo de super-empresas, ¡les llueven demandas de empleo de gente que está dispuesta a trabajar incluso sin cobrar!

    3) Por último, hacer ver que, en este 2016, al parecer están quedando pocos motores de empleo (que ofrecen servicio a miles de portales de empleo) por lo que, poniendo la candidatura en uno de ellos, ya se publica en cientos de portales y, así, la oferta (efectiva) de portales de empleo se está disminuyendo pero, lamentablemente, ofreciendo el mismo servicio que antes ¿puede que entonces tengan más solicitudes tanto de empresa como de trabajador que analizar? ¡bien! pero ese es el trabajo que deben realizar, y no parece que sea así. Es como si genero una empresa de hacer páginas web y espero que la gente venga con ella hecha publicándola al instante. ¿Y me piden que pague por ello? De hecho, llevamos 1 semana esperando que contacte con nosotros un comercial para renovar la suscripción, y todavía no lo han hecho.

    Por tanto, ante tal decepción, considero que, pese lo que pese, se deben buscar esos nuevos canales de búsqueda de empleo/trabajador que ofrezca tanto a uno como a otro la calidad que busca.

  2. Pues mire señor: yo estoy en linkedin, en twitter, tengo un blog, una pagina web de facebook y tambien en las paginas de robertwalters, michaelpage, pagepersonel y no se cuantas mas… actualizaditos todos y hasta participando en foros y cosa asi

    Soy ingeniero, con master, como dos años de experiencia internacional, cursos cursos cursos y mas cursos. No soy un patan digital y me muevo por la red como en el mundo normal. Llevo un año, mas o menos buscando activa e incesantemente empleo sin resultado. Ni me han contactado via redes sociales, ni por mi blog, ni por linkedin (salvo para pedir cosas que me valgan dinero), ni mucho menos twitter (esta es muy buena, 140 caracteres para ser contratado… y eso que yo enlazo twitter con mi perfil linkedin). Me esta diciendo que para un puesto de limpieza hay que ser nativo digital, tener un perfil en redes sociales profesionales, una web propia y cosas asi y encima actualizado?… Pues no se, si y con mi formacion y pequeña experiencia ni encuentro ni me encuentran, menos a alguien con perfiles menos preparados.

    Menos lobos. Creo que lo que tiene que hacer es aprender a usar los filtros de los portales de empleo porque mi opinion y la de miles de profesionales es que las redes sociales NO SIRVEN para encontrar empleo. Poca gente es contactada por este medio y por lo general el reclutador no consigue su objetivo porque contactan con gente que tiene formacion y experiencia y seguramente buen sueldo y rara vez la oferta que se le da iguala la que tiene.

    • Buenas tardes Menoslobos.

      En primer lugar agradecerte que compartas con todos nosotros tu experiencia. Me agrada mucho tu comentario, ya que se trata de un claro ejemplo de que tener presencia en redes sociales sin una estrategia planificada de búsqueda de empleo y sin una línea de acción es como esperar a que te toque la loteria y que el dedo divino del reclutador marque tu teléfono o te envie un correo electrónico para citarte a una entrevista.

      Son muchos los desempleados que piensan que las redes sociales son un fin y no un medio. Nadie dijo que no haya que currárselo y me da la sensación que tu presencia en redes es quizás un tanto pasiva. Ya he creado mis perfiles, comparto alguna cosilla y ahora a esperar a que me llamen. NO. La cosa no va así, hay que hacerse visible, diferenciarse del resto de candidatos y participar de forma activa. Mucho trabajo ¿no? Nadie dijo que fuera sencillo. Tu problema es que al parecer no has percibido que el mercado laboral ya no es como hace unos años, y por el hecho de tener una buena formación y quizás años de experiencia laboral, ya consideras que eres un candidato idóneo para muchas empresas. Lo siento, pero perfiles como el tuyo puede que haya cientos. ¿Qué me ofreces tú que sea diferente a otra persona con tu mismo perfil?

      Hace tiempo que deje de usar los portales de empleo para reclutar, por su nula efectividad (su indice de efectividad es de menos del 5%). Y somos cada vez más profesionales de RRHH que NO queremos perder nuestro tiempo y el dinero de nuestras empresas con herramientas obsoletas.

      Es una decisión muy respetable que desees seguir utilizando los portales como medio para encontrar empleo. Te deseo mucha suerte, quizás llegue un momento que quedes excluido del mercado laboral, por querer buscar agua en pleno desierto.

      Un saludo

      • Pues a mi si me han contactado a través de las redes sociales pero luego en la entrevista me he encontrado que lo primero que quieren saber es tu edad y tu situación personal. Creo que los profesionales de RRHH, y yo también me dedico a esto, tienen mucho que mejorar. Empezar por leerse el CV es una buena idea y cuando descartan avisar. Las redes sociales son muy buenas pero falta mejorar la profesionalidad de algunos profesionales.

      • Así es Teresa, tienes toda la razón, por eso una de las cosas que en los cursos de Etrania enseñamos a los profesionales de RRHH son buenas prácticas a la hora de filtrar y evaluar candidatos a través de redes sociales, evitando criterios que pueden ser subjetivos e incluso discriminatorios.

  3. Pingback: Buscar trabajo en portales y metabuscadores: un experimento | SQUATTERS

  4. Pingback: LA PESADILLA DE SER PRISIONERO DE LOS PORTALES DE EMPLEO

  5. Aquellos polvos traen estos lodos.

    Aún recuerdo la privatización de las funciones del INEM de búsqueda de empleo. Todas las consultoras se lanzaron como lobos a crear sus portales de empleo y conseguir sus trabajadores inscritos para “vendérselos” a las empresas, porque era el “filón” del momento.

    Lo cierto es que lo que han hecho ha sido fragmentar el mercado de contratación, y aumentar la distancia entre los trabajadores y las empresas, creando una burocracia añadida monumental, cosa que se suponía que iba a evitar la “optimización” de la gestión privada.

    A día de hoy, un trabajador medio tiene que inscribirse en n portales, y dar de alta su currículum en todos ellos completamente, y cribar entre decenas o cientos de ofertas de trabajo, enviando el currículum y contestando preguntas que luego el personal de rrhh de la empresa no se lee o en realidad no toma en cuenta.

    Esa es la situación para el demandante de empleo (¿candidato? Ya, ya). Ahora contestaré a algunas de las cuestiones que he visto por aquí:

    – Faltas de ortografía: no son bonitas, pero he visto a grandes profesionales de la informática o incluso licenciados de carreras de letras que las cometían. Todos ellos excelentes trabajadores. Además, que algún seleccionador pretende que una señora de la limpieza de 60 años que está intentando encontrar algo de trabajo limpiando escaleras para no quedarse sin pensión por no cotizar los últimos años de su vida laboral, y se sienta ofendido por que no lo hace, es repugnantemente elitista.

    – ¿De mala educación que lo único que le interese a un trabajador sea un salario mínimo? ¿Y porqué creen los entrevistadores que nos presentamos a las entrevistas?¿Para trabajar desinteresadamente por una empresa que no ha hecho nada por nosotros de momento?¿Acaso en cada entrevista no pregunta el entrevistador “¿cuánto querrías cobrar?”, una manera hartera de no darnos su presupuesto y tener un motivo para descartarnos?

    Y más cosas que no caben, como la falta de uso de CV unificado (ISO) en las webs de empleo…

  6. Hola Víctor, sí que es verdad que los portales de empleo quedarán en desuso, porque somos tantos los candidatos inscritos, que para vosotros los de RRHH debe ser un caos y para nosotros (que buscamos trabajo) otro tanto, ya que de un portal que estás registrado te direcciona a otro y así sucesivamente, no es que te canses de rellenar, pero no hay día que no estés registrándote en más de 3 webs y claro te resta muchísimo tiempo para poder seguir con los otros métodos.
    También he optado a Linkedin , Twitter y mis blogs.

  7. Hola Víctor, gracias por tu entrada y enhorabuena por el debate que consigues generar. Discrepo contigo en el sentido de que los portales de empleo están obsoletos.

    No me lo parece en absoluto. Sí estoy de acuerdo en que han mantenido durante años una hegemonía prácticamente absoluta, y ello debido a que consiguieron convertirse en su momento en una herramienta imprescindible tanto para reclutadores como para candidatos en búsqueda de empleo. Su facilidad de manejo y la ‘inmediatez’ en los resultados, les convirtieron rápidamente en la opción preferente de uso.

    Su modelo de negocio, ya en declive desde hace varios años, tiende a tener una menor importancia, debido no sólo a la actual crisis de empleo, sino especialmente a que adolecen de algo que tienen las redes sociales: el componente social. Esa falta de posibilidades de interacción entre reclutadores y candidatos (más allá del envío de un mero CV), es la que está provocando que cada día más reclutadores puedan estar utilizando (aunque bajo mi punto de vista más bien tímidamente) las redes sociales.

    Pero de ahí a afirmar que los portales de empleo están obsoletos, hay una gran distancia. A día de hoy siguen siendo la opción preferente para una inmensa mayoría de candidatos y reclutadores que, por un motivo u otro, siguen pensando (y quizás sea verdad…) que son la alternativa más ‘eficiente’ (desde el punto de vista de la obtención de resultados).

    Saludos,

    Miguel Ángel Riesgo

    • Hola Miguel Ángel,

      Echaba de menos tu opinión, ya que ambos hemos podido hablar sobre este tema en otras ocasiones y sabía que tu punto de vista iba a ser diferente al mio 😉

      Seré muy sincero, hace años que veo en los portales de empleo generalistas una herramienta abocada a la desaparición, es sólo cuestión de tiempo.

      El reclutamiento a través de redes sociales y la publicación de ofertas a través de los canales de empleo de las webs corporativas sigue creciendo exponencialmente. Desde mi punto de vista, el uso de portales de empleo es utilizado únicamente por las empresas y reclutadores que desconocen estas nuevas formas de reclutar y que no se están adaptando a los cambios que les exige un mercado de trabajo más globalizado.

      Comparto tu opinión sobre la carencia del componente social de éstos, pero no se trata sólo de eso. La inmediatez y eficacia de los resultados que comentas también es cosa del pasado. He podido comprobar que ni siquiera para puestos de baja cualificación son ya una herramienta útil, sino más bien una forma de hacer perder el tiempo tanto a profesionales de RRHH como a candidatos.

      Para mi los portales de empleo se han convertido en las nuevas bolsas de trabajo del Servicio de Empleo Público, una fuente a la cual NO recurrir.

      Un saludo

  8. Hola! Me parece acertado el comentario sobre los portales de empleo; mucha publicidad, muy genérico en cuanto a un perfil concreto. Comentar que los mayores de 45 y las nuevas tecnologías creo que hay que facilitar información para que puedan familiarizarse con todo este mundo de portales, redes sociales y demás.

    • Hola Francisco,

      Hasta hace unos años los portales de empleo sólo obtenían sus ingresos a través de las empresas y no ofrecían tantas funcionalidades y servicios a los candidatos porque estaban mas centrados en engordar su base de datos. Ante la caída de ingresos mediante las empresas, comenzaron a poner su ojo en los ingresos generados a través del candidato, es por esto que ofrecen servicios de verificación de nivel de idiomas, test psicológicos… supuestamente para hacerte un candidato más atractivo para el reclutador. Sin embargo, creo que estos servicios premium tampoco están teniendo mucho éxito. Por mi experiencia, son pocos los candidatos que tienen adjunto este tipo de pruebas a su inscripción en la oferta. Los ingresos de un desempleado son limitados y por muy asequibles que sean estos servicios, suponen un coste difícil de llevar para muchos.

      En cuanto al tema de los mayores de 45 años, es realmente un tema preocupante, cada vez hay mas gente que pierde oportunidades laborales por ser un “analfabeto digital”. Sin embargo, como comentaba con otra lectora, es una responsabilidad de la persona el buscar los medios para salir de ese analfabetismo y reciclarse para acceder de nuevo al mercado laboral. Cuando mamá y papá no están hay que sobrevivir sin que nadie te lleve de la mano.

      Un saludo.

  9. Llevaba tiempo sin encontrarme una exposición tan interesante y que refleja fielmente la situación del mercado laboral. Considero algunos portales de empleo muy buenas plataformas tanto para el reclutador como para millones de personas que buscan empleo, pero mi experiencia personal me dice que este método de búsqueda de empleo puede llevar al desánimo y el desencanto de miles de profesionales, que a pesar de su gran valía profesional y personal se encuentran desempleados. Entiendo que hay grandes profesionales en Recursos Humanos, pero no tengo miedo a afirmar a que hay personal reclutando y seleccionado personas que no tienen ni formación ni cualidades para hacerlo, becarios, pasotas y desencantados de un trabajo que para mí tiene una gran complejidad. Sin olvidar la orientación al cliente, a la empresa que contrata, hay miles de maravillosos currículums que son el reflejo de una vida de superación y lucha personal, gente que se ha formado a sí misma y ha dirigido grandes proyectos, y no me refiero a años de experiencia sino al aprovechamiento de oportunidades tanto de jóvenes como no tan jóvenes.
    Tengo más de 15 años de experiencia en tantas cosas que a veces pienso que no valgo para nada, soy parte de los españoles que vive enganchada a los portales de empleo, a los listados de empresas, a contactar con gente que no conozco para intentar obtener un mail o un teléfono que me pueda ayudar a encontrar un empleo. Me alegra comprobar cómo hay gente profesional que aunque no pueda emplearte, te atiende y responde cordialmente a las solicitudes.
    No caigamos en el peor de los errores; “El Conformismo”.
    Saludos y gracias.

    • Hola Rosario,

      Suscribo tus palabras, no caigamos en el conformismo, tampoco en el desánimo, tu comentario no podía ser mas acertado, creo que expresa una realidad compartida por muchas otras personas en búsqueda activa de empleo.

      Un saludo.

  10. Hola Victor. Genial, y muy claro con este ejemplo. Como sabrás por mis comentarios anteriores, no estoy especialmente en contra del uso de los portales de empleo, pero como tú, prefiero dedicar mi tiempo a buscar en las redes que a descartar candidatos en los portales de empleo. De todas formas también hay candidatos muy buenos en los portales que no están presentes en las rrss, por lo que creo que lo ideal es tener claro el tipo de perfil que buscamos y elegir el canal óptimo para la búsqueda (que puede ser cualquiera, boca – oreja, rrss, portales, carteles…).
    En lo que estoy completamente de acuerdo es en la cantidad ingente de tiempo que se pierde trabajando determinados perfiles en portales web clásicos de empleo, a pesar de las preguntas de filtrado y las utilidades que van incluyendo para que determinadas candidaturas sean descartadas automáticamente. En esto no siempre tiene la culpa el portal; como tu mismo índicas se inscribe gente que no tiene nada que ver con la oferta y es por una de las ventajas y de las desventajas de los portales. Llegas a muchos candidatos de forma muy sencilla, pero cualquiera se puede apuntar a cualquier oferta con un click.
    Por otro lado, yo trabajo en una consultora y mis “clientes”son los gerentes de las diferentes áreas de negocio en las que nos movemos. Pues bien, muchos se empeñan en ver sus ofertas publicadas en todos los portales de empleo posibles e incluso me lo exigen si no las ven…(afortunadamente cada vez usamos menos, después de explicar millones de veces que en ocasiones lo gratis cuesta tiempo, esfuerzo no recompensado…). He presentado resultados en los que demuestro que el tiempo empleado, el coste y la idoneidad de determinada perfiles seleccionados es mucho más efectiva usando redes sociales, pero es muy difícil conseguir que cambien de opinión y siguen viendo necesaria la publicación de la oferta, aunque tenga que dedicar tiempo a leer 200 o 300 CVs de los que puedan encajar uno o dos en lugar de dedicar ese tiempo a buscar 5-6 candidatos con los que apostamos sobre seguro.
    En resumen, como siempre, se trata de saber elegir la fuente de reclutamiento más adecuada en cada momento, y de tener la capacidad de hacernos valer como los expertos que somos para tener autonomía a la hora de hacerlo, venciendo resistencias internas.
    Saludos
    MAD

    • Quería dejarles un comentario como trabajador en paro, pues tengo la sensación que el reclutador está lejos de comprender al trabajador.
      Los usuarios que buscamos trabajo también perdemos mucho tiempo en rellenar cuestionarios, tablas, etc, para que nuestro cv esté implecable o por lo menos lo más cerca a impecable según que portal de empleo se utilice. Pero yo no encuentro otra manera de acceder a día de hoy a las ofertas publicadas. Sí ,utilizo otros medios como linkedin, pero no en todos se ofertan las mismas y sí, utilizo medios muy cercanos a mi profesión, como colegios profesionales, candidaturas espontáneas, etc. Quiero decir, que la empresa paga a empresas de búsqueda de empleados pero no tengo claro que un usuario pueda ni siquiera pagando, contratar empresas (con relativo renombre) para que le encuentren trabajo, pues eres simplemente uno más con unas cualidades más. Entonces entiendo que para una empresa buscar entre todos los portales un trabajador sea tedioso, pero imagínense para un trabajador, el cuál lo hace sólo, un trabajo no remunerado y del cuál no siempre se saca beneficio y con beneficio me refiero a la consecución de un trabajo.
      Y en general a los comentarios que he estado leyendo, es curioso sus opiniones, porque de linkedin, colegios profesionales, etc, no recibo repuestas y por portales de búsqueda es por los que he tenido entrevistas de trabajo, tanto profesionales como no.
      Un saludo

      • Hola Marta,

        Entiendo tu postura, pero me gustaría comentarte algo. Desconozco cual es tu forma de actuar en redes sociales como LinkedIn, pero si te digo que no basta con tener un perfil abierto y esperar a ser contactado, la búsqueda de empleo en redes sociales es mucho más. No se aprovecha todo el potencial de esta red profesional si la usas únicamente como una página estática donde tener colgado tu cv.

        Para hacerte visible de cara al reclutador debes participar de forma activa en debates, es imprescindible que demuestres tus competencias y conocimientos a través de comentarios y de las aportaciones que realices.

        Un saludo

      • Hola Marta.
        Estoy muy de acuerdo con Victor en la respuesta, pero por otro lado y entendiendo tu postura (muy probablemente me toque buscar trabajo a mi en breve), creo que un error bastante común en los candidatos es inscribirse a ofertas de empleo que no están en absoluto alineadas con su expertise y conocimientos (pasa mucho, y hay personas que lo hacen en exceso, hasta el punto de que se les puede llegar a considerar candidatos “no gratos”. No digo que no te hayas de apuntar a todas las ofertas a las que crees que puedes aportar algo, si esa es la estrategia que crees que mejor te puede funcionar, pero intenta hacerlo de modo que se “justifique” tu candidatura; si resaltaría que no es bueno apuntarse a TODAS las ofertas de empleo). Para los reclutadores, como indica Víctor, un problema de los portales de empleo es el recibir una cantidad ingente de CVs muchos de los cuales además no encajan en absoluto con el perfil solicitado.
        Por otra parte, teniendo un perfil trabajado en Linkedin puede que destaques desde un solo site en diferentes competencias profesionales, porque si algo tienen las redes es que no te tienes que encasillar exclusivamente en una especialización, ya que aunque destaques en algo concreto puedes demostrar lo que puedes aportar en otro tipo de funciones. Esto, como candidata únicamente a partir de tu CV provocaría o bien que quede un CV muy largo y disperso, o que tengas que “mutilar” tu propio perfil.

    • Hola Miguel Ángel,

      Se me había pasado responder a tu comentario, lo siento.

      En verdad en la base de datos de los portales de empleo hay de todo, como bien dices también hay candidatos muy buenos, el problema radica en si se inscriben en tu oferta o no. Si no se inscriben pierdes la oportunidad de poder entrevistarlos. Es lo que pasa con muchos candidatos pasivos, un colectivo difícilmente accesible a través de los portales de empleo.

      Gracias por compartir tu experiencia personal. Yo también estoy atravesando por ese cambio de mentalidad con la Dirección de mi empresa, siguen aferrados a las vías tradicionales y cuesta mucho trabajo argumentar y hacer entender, que no se trata de un capricho sino de una necesidad. Sé lo difícil que resulta gestionar un cambio de este tipo, pero poco a poco, gracias al trabajo diario de profesionales con una visión diferente vamos consiguiendo que este cambio se produzca.

      Un saludo

  11. Hola Víctor!

    Estaba buscando en google, blogs que tuvieran relación con los recursos humanos, ya que, hace poquito aproximadamente un mes, he creado un blog donde hablo de actualidad, recursos humanos y marketing.
    Leyendo este post, estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Hace un año hice mis prácticas de empresas, en una empresa que se dedica a proporcionar personal para eventos y el portal de empleo que más se usaba era Yobalia. Las ofertas incluían un correo electrónico donde tenían que enviar su curriculum vitae. Por lo que las personas que solo se inscribían en dicha oferta y no enviaban el curriculum vitae, no contaban.
    Aun así, la avalancha de curriculum era exagerada. Muchas personas lo enviaban tan solo por “a ver si cuadra” no teniendo la formación requerida.
    Ver faltas de ortografía directamente era anularlo, es algo que no puedo tolerar.
    Desde mi punto de vista como buscadora de empleo en estos momentos sería presentar mi candidatura espontánea en las web de las empresas. Si viera una oferta de trabajo en un portal de empleo y aparece el nombre de la empresa, buscaría sus datos, llamaría y le mostraría mi interés en la oferta y le pediría un correo electrónico para enviarles mi curriculum vitae…. yo no espero a las ofertas de empleo que aparecen en los portales, mi técnica para conseguir trabajo, considero que es más activa y de hecho me ha dado muy buenos resultados.

    Saludos!

    • Hola Lidia,

      Sin duda tu forma de actuar es mucho más acertada. Es muy probable que si una oferta en portales de empleo incluye algún tipo de filtro para cribar candidatos, tu candidatura sea descartada. Enviando tu currículum directamente a la empresa a través de su web, tienes más probabilidades de que sea leído, además de la imagen que transmites, ya que demuestras tu interés y proactividad al haberte molestado en buscar información de la empresa que oferta ese puesto.

      Un saludo

  12. Completamente de acuerdo. Los portales sirven para encontrar ofertas, pero ¿para que esperar a encontrar el ideal entre los que se apuntan, si el ideal que buscas lo encuentras en la red?

    • Hola mmarsant,
      Una de las desventajas de usar los portales de empleo es esa, tiene que dar la casualidad de que un candidato idóneo vea o encuentre la oferta y se inscriba. Sin embargo, cuando es el propio reclutador el que busca y contacta con el candidato, el proceso tiene más probabilidades de cerrarse con éxito.
      Un saludo

  13. Hola Victor,

    Después de leer todos los comentarios creo que, es mi opinión, hay tantas fuentes de reclutamiento como el mercado pide.
    Es decir, Infojobs y cualquier jobsite son muy útiles para una serie de perfiles determinados, igual que Twitter, Linkedin, Facebook, etc…

    Por otro lado desde el punto de vista del reclutador, éste tiene que saber y tener muy claro dónde están los potenciales candidatos para un puesto de trabajo determinado.

    Creo que, por ejemplo, un mozo de almacén es poco probable que tenga su perfil en Linkedin y sí en Infojobs por ejemplo.

    Y al revés, un perfil de alta dirección no creo que tenga su perfil en Infojobs y sí en Linkedin ( o tampoco)

    Resumiendo, creo que cada fuente de reclutamiento tiene su propio nicho de mercado.

    Aunque estoy de acuerdo contigo en que las Jobsites están obsoletas por su modelo de negocio. Y aún así en % globales, y generalizando, son las que más usan las empresas.

    Saludos

    • Hola Augusto, en cierta forma es la respuesta que le daba a Gushini en el primer comentario del post, la red social utilizada para buscar a un candidato dependerá en la mayoría de ocasiones del perfil que requiere el puesto de trabajo ofertado y de la red en la que este ese potencial candidato.

      En el caso que relato en el post se trataba de un puesto de baja cualificación, sin embargo, según extraigo de tu comentario, debería haber sido la fuente de reclutamiento donde existía un mayor número de posibilidades de encontrar al candidato, pero ninguna de las 250 personas inscritas se ajustaban a la oferta, ¿mala suerte?, no. ¿Qué puedo deducir de ello si además resulta que encuentro dos candidatas perfectas a través de twitter?.

      Un saludo

    • Y podría mostrarnos cómo es aproximadamente esos perfiles twitter de las personas que encontró, sin datos personales, sólo porqué les llamó la atención. Gracias, un saludo

      • Hola María Elena,

        Tu pregunta me resulta un poco ambigua, no termino de entender si te refieres a datos personales del tipo teléfono, dirección de correo… o del tipo experiencia profesional, formación académica…

        No es necesario tener acceso a datos de contacto para poder contactar con un potencial candidato, en mi último post comento cuatro formas que tiene un reclutador para ponerse en contacto con un candidato a través de redes sociales.

        Si te refieres a la información sobre experiencia profesional o formación académica, comentarte que las personas con las que contacté a través de twitter, indexaban en su perfil enlaces a otras plataformas donde tenían colgado su cv online.

        Un saludo.

  14. Hola Víctor,

    Totalmente de acuerdo. Los portales de empleo generalistas son obsoletos y la única ventaja “actual” que yo les veo es que funcionan como BBDD pero cada vez menos. Tuvieron su tiempo de gloria pero éste ya ha pasado aunque ellos intenten seguir ahí.

    • Hola Alberto,

      Gracias por tu aportación. No soy vidente, pero creo que en unos cuantos años quedarán como fuente de reclutamiento residual a la que recurrirán aquellos que no han sabido adaptarse a las nuevas herramientas de búsqueda y captación de potenciales candidatos.

      Un saludo

  15. Una gran proporción de desempleados tiene una formación mínima por lo que no saben lo que es Linkedin y Twitter lo conocen de oídas, lo que significa que los portales de empleo y las ETT son su única opción.
    ¿La solución? Mejorar las competencias, tanto las digitales como las personales, para que estos aumenten su bagaje profesional y no dependan de su anterior experiencia laboral.
    Es una tarea ardua y larga y es necesaria la colaboración de todos: instituciones públicas, entidades sociales, empresas y, porque no, las personas individuales también podemos colaborar con amigos o conocidos que están en esta situación.
    En cuánto a la entrevista se debe implementar de una vez por todas la selección por competencias.
    Un salud@

    • Hola Manel, que alegría tenerte por aquí.

      Ciertamente son muchas las personas que no tienen competencias digitales, lo comentaba con Mar en este mismo post, pero como le decía a ella, la responsabilidad de dejar de ser un “analfabeto digital” es única y exclusivamente de la persona.

      Comparto tu opinión en cuanto a lo de las entrevistas, yo soy partidario de realizar entrevistas mixtas, una mezcla de la entrevista currícular y la entrevista por competencias, es el tipo de entrevistas con la que mejor resultados suelo obtener.

      Un saludo

  16. El problema es que tampoco se ha enseñado bien a las personas a rellenar un perfil (igual que hacer un CV) y que tampoco lo actualizan, por lo que te encuentras cualquier cosa en Infojobs, infoempleo etc…

    Me parece bien que te sirva Twitter para buscar candidatos pero como dice D.T.G, no puedes pedir al candidato que se quede quieto a esperar porque hay muchísima gente que busca empleo y con el mismo perfil, las dos partes deben buscar y encontrar, deben tener actualizado su perfil en cualquier red que utilice y que no todo el mundo puede tener actualizado Twitter, LinkedIn, Instagram, Facebook, Google+, Pinterest…

    A mi por ejemplo me funciona muy bien Infojobs, utilizo filtros en los candidatos inscritos, búsqueda directa comprando cv’s, también utilizo LinkedIn muchísimo y tal vez algún día busque en Twitter cuando el perfil crea que pueda buscarlo ahí, pero también hay que hacer un poco autocrítica y tal vez te hayas leido 100 CV en Infojobs cuando pudistes leer 7 por no utilizar bien las opciones, tal vez hay que difundir a la gente que se debe preocupar por mantener sus perfiles actualizados y su cv bien escrito.

    • Hola Balt, bienvenido

      Creo que no me he explicado bien, no digo que el candidato deba cruzarse de brazos y esperar a ser encontrado por el reclutador. El candidato debe ser proactivo y utilizar los medios más eficaces en su búsqueda de empleo. Simplemente realizo una valoración de una herramienta que con el paso del tiempo ya no es eficaz y con la cual ambas partes únicamente conseguimos perder nuestro preciado tiempo.

      En relación a las funcionalidades de Infojobs, conozco cada una de ellas y te seré muy sincero, prefiero leer 250 currículums y no usar los criterios de filtraje o killer questions que me ofrece el portal. He contratado a grandes profesionales a los que hubiera perdido en un proceso por no cumplir alguno de dichos filtros. El trabajo realizado por una persona nunca será igual que el realizado por una máquina, por mucho que el tiempo sea un recurso limitado.

      En cuanto a la búsqueda directa de candidatos dentro de la base de datos de Infojobs, me parece “un robo a mano armada”, ¡pagar por conocer los datos de contacto de un candidato (tras visualizar su cv), cuando el candidato se ha inscrito de forma gratuita en un portal de empleo! ¡Basta ya! Los portales de empleo han perdido su hegemonía, su poder de ser los únicos que disponían de la información que las empresas requeríamos. Ahora tengo una base de datos completamente gratuita y con una información más veraz y completa que la que me ofrece un Cv de Infojobs: Las redes sociales.

      Un saludo.

  17. Hola víctor estoy contigo en la importancia de las,redes,sociales pero estas no cubren todos los perfiles. ¿Que hacemos con aquellos desempleados de 40-50 años sin estudios? Muchos sin un correo electrónico. Una simple reflexión para ese colectivo amplio y con serias dificultades para acercarse un poquito a la Red…

    • Hola Mar,
      No tener una formación reglada o no tener unos conocimientos mínimos sobre la Red no creo que sea una excusa. Entiendo perfectamente lo que me comentas, me he encontrado con muchos casos de ese tipo. La pregunta no es qué hacemos sino qué deben hacer ellos para mejorar su empleabilidad. Estas personas son responsables de su propio aprendizaje, si ellos no tienen la iniciativa, ni la predisposición para mejorar, únicamente les queda la posibilidad de encontrar un empleo a través de ETTs, agencias de colocación…
      Somos muchos los que no somos nativos digitales y hemos aprendido a movernos en la red.
      Entiendo también que no todo el mundo dispone de los medios para acceder a internet, pero por suerte vivimos en un país donde existen facilidades desde las instituciones publicas para usar un pc, por ejemplo la mayoría de bibliotecas publicas disponen de un acceso gratuito a internet…
      Un saludo

  18. A mí tampoco me gustan, jamás he encontrado nada en ellos. Pero luego el SEF te exige un mínimo de inscripciones en dichos portales para justificar que estás en “búsqueda activa de empleo”. Es el famoso certificado que te exigen cuando vas a solicitar ayuda. Un lío.

  19. Magnífico Víctor. Los portales de empleo se han quedado muy desfasados porque no han sabido (¿o querido?) evolucionar. Y los que lo han hecho se han convertido en sacadineros de quienes menos tienen (candidaturas premiun, mensajes sobre posibles competidores,….).
    No obstante, todavía pueden permitirse este funcionamiento por la gran demanda de empleo que existe.

    Y es cierto que a los reclutadores nos puede resultar cómodos para diseñar un perfil muy concreto. Pero, como también y tan bien señalas, nos cuelan candidaturas que para lo único que nos sirven es para perder mucho tiempo.

    • Así es Myriam,

      Como dices son una herramienta cómoda, pero la comodidad implica que en ocasiones perdamos la posibilidad de encontrar a candidatos con verdadero talento, ¿y no es eso lo que queremos conseguir?. Discrepo en cuanto a que todavía puedan permitirse este funcionamiento, sus ingresos comienzan a caer en picado, es por esto por lo que comenzaron hace años a ofrecer servicios para el candidato.

      Por otro lado, las redes sociales se han convertido en una base de datos global mucho mayor que la de un portal de empleo y que además es gratuita (no tienes que pagar cifras abusivas por realizar una búsqueda en su base de datos). Además, tanto candidatos como reclutadores, queremos comunicarnos de forma diferente, ¿a que sí? ;).

      Un saludo

  20. Personalmente prefiero darme a conocer y optar por una plaza, aunque sea en un portal de empleo, que a tener que esperar a que me “encuentren”, porque podría hacerme viejo de esperar, es similar a esperar que la oficina de desempleo nos ayude a encontrar trabajo.
    Bromas aparte, todos los mecanismos que podamos utilizar los que estamos en búsqueda activa de empleo, también llamado coloquialmente en paro, son pocos. Por experiencia personal, sabemos que la gran mayoría de los puestos que se adjudican no se publican en ningún lado, que cada plaza que se puede optar tiene cientos de candidaturas, pero no podemos acceder a ese conocimiento, por muy relacionados que estemos, que no lo somos en realidad, apenas nada. Que la gran mayoría está siendo empujada al mal llamado emprendimiento.
    En cuanto a las redes sociales, son una forma más, pero que acaba siendo similar al portal de empleo, en LinkedIn siempre acabas enviando un cv a algún lado. En vistas a este tipo de reclutador 2.0, hasta uno debe tener cuidado de evitar hacer comentarios innecesarios en grupos, inclusive en firmar de forma semianónima (aparte del administrador del blog) en este mismo comentario, no vaya a ser que te lo lean y se lleven una impresión errónea innecesaria.
    Otros casos, por ejemplo, en infojobs, quieres optar a plazas acordes con tu candidatura y te encuentras una serie de cuestionarios que ya cansan de reescribir, los requisitos para el puesto nos hacen ver que nos han faltado vidas para llegar a todo lo que se pide (¿cómo va a entrar nadie en un sector si la experiencia que piden, por ejemplo, de 5 años en biinyección, es tan excluyente?).
    Y se podría seguir, aunque no es nada nuevo…
    Entiendo que para la productividad del reclutador es preferible poder buscar lo que quiere, sea con base de datos, con redes sociales u otras herramientas, pero desde el punto de vista del trabajador, esperar que otro le resuelva la vida mientras pasea por el parque no es nada adecuado, por lo que se ve empujado a utilizar, aunque me repita, de todas las herramientas que vaya encontrando por el camino.
    Un saludo,
    P.D. A mí me han llamado de cuatro distintos portales, tengo cierta esperanzas, pero también me planteo ser autónomo, evidentemente.

    • Hola Domingo,

      No comparto tu opinión, ¿de verdad piensas que tener colgado un cv en un portal de empleo significa darse a conocer y optar por un puesto?
      ¿A caso no tienes que esperar a que surja una vacante que encaje con tu perfil profesional para poder inscribirte y tener la posibilidad de ser incluido en el proceso de selección y te citen para realizar una entrevista?

      Entiendo que como desempleado utilices cualquier herramienta que este a tu alcance para encontrar un empleo, pero debes tener en cuenta cuales son las vías mas utilizadas por los reclutadores de tu sector, y para un perfil tan técnico como el tuyo te aseguro que las ofertas no se encuentran en los portales de empleo generalistas. Como bien dices, existe un elevado porcentaje de oferta de empleo oculta, de ofertas no publicadas en ningún lugar, cubiertas gracias a una red de contactos o a través del trabajo de un reclutador que se ha molestado en buscar realmente a su candidato.

      Lo que no se puede pretender es esperar a que te encuentren si tú no te haces visible, como dice mi amiga @evacolladoduran:”¿Si no estas presente en la red como te van a encontrar?”.

      Es un gran error pensar que las redes sociales son como un portal de empleo, debes verlos como un escaparate donde poder demostrar tus conocimientos, capacidades y competencias.

      En cuanto a lo de “evitar comentarios innecesarios y firmar de forma anónima”, sin duda hay que usar el sentido común y ser conscientes de la imagen que queremos transmitir en la red. Estando en búsqueda activa de empleo tu participación en debates debe ser a través de aportaciones que creen valor en un grupo para posicionarte como especialista en tu sector.

      Un saludo

      • Hola Víctor, gracias por contestarme. En absoluto pienso que poner el cv en un portal sea darme a conocer, pero las limitaciones de conocimiento ya son demasiadas como para dejarlas en una espera de que alguien busque nuestro perfil por sus necesidades. Entiendo que hay que “posicionarse” socialmente mediante la participación sensata como bien me dices, como una opción más. Quizás haya dado a entender otra cosa, porque es como comentas, si los portales de empleo están desfasados es porque muchos de los sistemas de reclutamiento también lo estarán (ignoro si son mayoría, aunque se puede llegar a intuir que sí).
        Lo que quería expresar también es que no hay que quedarse quieto esperando que nos encuentren trabajo. He realizado entrevistas en agencias de reclutamiento profesional (conseguidas a través de portales y LinkedIn) y la sensación es que van más orientadas a cubrir el puesto en sí que a utilizar el conocimiento del nuevo perfil en el futuro, con las preguntas trilladas, las finalizaciones de entrevista mecánicas (en caso de no ser seleccionado… y si surgiera…). Podría seguir, igual mi realización de entrevistas no es la adecuada (sin llegar a hacer turismo laboral, o parecida forma de llamarlo como leí por aquí, he evolucionado en las mismas a mejor), pero no sería nada nuevo que no les haya podido pasar a miles antes que a mí.
        Un saludo y hasta nueva entrada.
        Domingo

      • Hola de nuevo Domingo,

        Por donde empezar… Sí, en verdad que llevamos muchos años estancados en el uso de las mismas fuentes de reclutamiento: portales de empleo, bolsas de empleo, entidades educativas… Para mi las redes sociales han sido un soplo de aire fresco y renovado, una nueva forma de buscar candidatos y comunicarme con ellos.

        En cuanto a las entrevistas… tampoco puedo negar que tienes razón, son todavía muchos los entrevistadores que siguen manteniendo las mismas entrevistas estructuradas con las mismas preguntas tipo de siempre. Muy aburrido y desmotivador para el candidato.

        Sin embargo, aunque todavía hay muchas empresas donde sus responsables de los procesos de selección siguen usando medios y técnicas tradicionales desfasadas, somos también muchos los que empezamos a hacer las cosas de otra manera.
        Un saludo.

  21. ¡¡Hola Víctor!! Deduzco que en este caso usas Twitter porque para este perfil es probable no encontrar a nadie en LinkedIn, pero en líneas generales ¿lo prefieres a LinkedIn? ¿Qué opinión tienes de LinkedIn? Saludos y gracias.

    • Hola Gustavo,
      Realmente no es que tenga una red social preferida para reclutar, sino que el uso de la herramienta depende del puesto y perfil del candidato que se requiere. Para puestos de baja cualificación suelo usar twitter, ya que resulta más difícil encontrar candidatos con este perfil en LinkedIn.

      Un saludo

  22. Pingback: La pesadilla de ser prisionero de los portales de empleo | Blogempleo Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s