¿Por qué un reclutador rechaza mi invitación a conectar en LinkedIn?

Aunque LinkedIn sea una red profesional, para atraer la atención de un reclutador no basta con tener una magnífica experiencia laboral en tu sector y/o una extraordinaria formación. No olvidemos que LinkedIn no deja de ser una red social y como tal es impresindible mostrar que eres una persona, no un robot.

#1No has personalizado el mensaje para conectar

Este es uno de los principales motivos por los que tu invitación a conectar con un reclutador no será aceptada. Usar el mensaje genérico que por defecto ofrece ésta red profesional, es como decirle al reclutador “serás uno más de mis cientos de contactos”. Piensa que este primer mensaje es tu carta de presentación, por lo que resulta imprescindible que lo personalices, intentando captar su atención. Y cuando digo personalizar, no me refiero sólo a incluir su nombre, sino también que su contenido debe ser original. Evita frases del tipo “Como eres alguien en quien confío, me gustaría añadirte a mi red”, qué bien!!! ¿y yo tengo que confiar en ti para aceptarte?.

PIC1

#2Lo que he encontrado sobre ti en la red no me gusta

Los reclutadores tenemos la mala costumbre de intentar obtener de la red toda la información posible de un candidato, así que no se si será por deformación profesional pero cualquier persona a la que no conocemos de nada e intenta conectar con nosotros, termina siendo rastreada en la web. Si esa información recabada no aporta nada de valor o simplemente no gusta, tampoco será aceptada tu invitación a conectar. Por lo tanto, si quieres tener mayores posibilidades de ser aceptado, intenta indicar en ese primer mensaje cual es el motivo por el que deseas conectar con el reclutador.

#3Solamente busco que me ofrezcas un empleo

Para construir una verdadera red de contactos es imprescindible dar antes de esperar recibir y construirla en base a la confianza. Ya lo comentaba en otro post, Lo siento pero un reclutador no es una fuente de empleodebemos diferenciar entre enviar el currículum a un reclutador porque existe una oferta de empleo (el reclutador está buscando candidatos y por tanto existe un interés por ambas partes) y enviar el currículum en forma de autocandidatura, en cuyo caso el candidato lo envia sin existir una oferta de trabajo vinculada (el único interesado es el candidato). Así que si tu único fin es hacer spam para enviarle tu currículum a un reclutador y solamente estas preocupado por tu propio beneficio personal, en un porcentaje elevadísimo de ocasiones tu invitación a conectar será rechazada.

Rechazado

#4Falta de interés

Para vincularse con un reclutador a través de redes sociales, debes ser genuino demostrando tu interés, piensa siempre en la otra persona. Cuando acepto un nuevo contacto en LinkedIn envío un mensaje de agradecimiento para tantear a esa persona a la que no conozco de nada. Si transcurridos unos días (y viendo que han habido actualizaciones en su perfil) no responde a mi mensaje, automáticamente es borrado. Se supone que había un interés en conectar conmigo, ¿por qué no respondes?, esto es una red social no una agenda para acumular contactos de personas desconocidas.

#5Modo standby

En muchas ocasiones las invitaciones de candidatos no son rechazadas sino que se dejan en modo standby, siendo aceptadas un tiempo después. ¿Por qué? Porque el reclutador habrá decidido interactuar contigo a través de los debates en los que participes o en otras redes sociales, antes de aceptar tu invitación. O también espera ver si tienes proactividad y eres tú el que intenta interactuar con él por otros medios.

Y tú, ¿de qué manera invitas a conectar a un reclutador ?

Víctor Candel

Banner Rumbo al empleo 2.0

Anuncios

49 pensamientos en “¿Por qué un reclutador rechaza mi invitación a conectar en LinkedIn?

  1. Buenos días Victor.

    Leyendo tu post, he podido comprobar que es extrapolable el procedimiento que usas a como debemos gestionar nuestra red de contactos profesionales. Intentar completarla con contactos que nos aporten un valor concreto y no solamente buscar el número.

    Yo mismo me veo rechazando algunas invitaciones porque considero que, aunque sean grandísimos profesionales en su sector, poco o nada me pueden aportar y difícilmente pueden suponer un valor añadido a mis contactos. Cuando algún contacto me hace una petición, lo primero que hago es buscar entre mi red en Linkedin.

    Hemos de quitarnos de encima el estigma de la cantidad e ir por la calidad.

    Saludos desde Gandia.

  2. Los reclutadores ganan dinero si el candidato queda en el puesto. La mayoría de los reclutadores quieren que los agregues en LinkedIn para tener diponible candidatos permanentemente y aumentar la posibilidad de encontrar alguien que quede con el puesto. Inclusive agregan personas que ya tienen empleo para proponerles un cambio de empleo.

    Un reclutador que rechaza la invitacion de un candidato capacitado o con experiencia, probablemente esta haciendo mal su trabajo. Por lo tanto no tienen sentido los punto 3, 4, 5 y el 1 capaz también dependiendo el caso. Solo estoy completamente de acuerdo con el punto 2, porque si tu CV esta mal hecho o no tiene nada interesante no le sirve al reclutador.

    • Buenos días Augus, discrepo con tu opinión. Decir que un reclutador esta haciendo mal su trabajo por no aceptar la invitación de cualquier usuario en LinkedIn es como decir que un establecimiento está gestionando mal su negocio por hacer uso del “derecho de admisión” y no permitir la entrada a personas que no son sus clientes potenciales.

      Es obvio que si un candidato envía una invitación a conectar a un reclutador y su perfil profesional se ajusta con el que habitualmente contrata para su empresa, ninguno de los puntos que comentas tendrán sentido, ya que para el reclutador será interesante añadirlo a su red de contactos, aunque no haya personalizado la invitación, aunque muestres una falta de interés…

      Pero te pongo un ejemplo, si yo para mi empresa el tipo de perfiles que suelo contratar son comerciales, para qué quiero aceptar a un candidato que es un profesional de la educación, arquitecto, ingeniero…

      Debemos tener muy en cuenta si estamos enviando una invitación a conectar a un reclutador que trabaja en una empresa que contrata perfiles como el nuestro.

      Por otro lado, es un error pensar que LinkedIn es una red en la que acumular contactos como si fueran la base de datos de Curriculum de una empresa, para eso ya tienes la posibilidad enviar tu cv a una empresa, inscribirte en su canal de empleo web… Aquí en España cuando se recibe el CV de un candidato que no cumple con el perfil de los puestos de trabajo que habitualmente seleccionan, va a la papelera directamente.

      LinkedIn es una RED SOCIAL, lo que implica interacción, un interés mutuo por querer añadir o formar parte de la red de contactos del otro usuario, y donde se establecen relaciones que generen sinergias y posibilidades de negocio.

      Un saludo

  3. ¡Interesantes aportaciones hacia la comunidad! Por mi parte me es muy útil como Técnico de Selección ver las diferentes opiniones de compañeros de sector. Reconozco que el 2.0 y 3.0 no son mi fuerte y me parecen tremendante valiosos tus posts en el blog. Aunque en la sombra, sigo con mucho interés tus posts.

    ¿Alguna recomendación bibliográfica/online para complementar mi formación al respecto?

    Un saludo!

  4. buenas tardes,
    Me gustaría entender por que me aparecen algunas personas con el cartel de CONECTAR, que tiene que pasar para que esas personas aparezcan, por que algunas aparecen y otras no.
    Graciassss
    Saludos
    Lucila

    • Hola Lucida, se trata de personas con la compartes uno o varios contactos, con las que tienes un 2º grado de relación y que en este caso LinkedIn te suguiere porque quizás puedas conocer a esa persona, invitándote a conectar con él/ella.
      Un saludo

  5. Hola Víctor:

    Respecto a lo de personalizar las invitaciones, no tengo muy claro cómo hacerlo, en ocasiones al presionar conectar me ha salido una serie de opciones de cómo conozco a la persona y permite añadir o modificar el mensaje, pero en otras al pulsar conectar se manda directamente la invitación con el mensaje por defecto. Te agradecería si pudieras aclarármelo
    Me ha parecido muy enriquecedor y útil tu blog. Un saludo.

    • Hola Alejandro,
      Cuando eres tú quién realiza la búsqueda, para enviar la invitación tienes que especificar de qué conoces a esa persona y te permite personalizar el mensaje. Sin embargo cuando se trata de una sugerencia de LinkedIn para conectar “Gente que podrías conocer”, ya no es necesario especificar de qué lo conoces y aparece directamente el mensaje por defecto que no se puede personalizar.
      Lo ideal es que si no conoces realmente a la persona que te sugiere LinkedIn, pero estás interesado en conectar con él/ella, lo busques por su nombre y apellidos y personalices la invitación.
      Un saludo

  6. En caso de no estar buscando activamente empleo, ¿es recomendable aceptar las invitaciones de reclutadores para añadirse a mi red? ¿Es positivo que una empresa vea que buena parte de tus contactos son reclutadores?
    Actualmente recibo mensajes-invitaciones semanales de reclutadores dada mi experiencia laboral en un sector actualmente en auge, aunque no tengo pensado entrar a corto plazo al mercado laboral y centrarme en la finalización de mis estudios. Sin embargo, me gustaría mantener el contacto con dichos reclutadores para futuras ofertas en las que pueda estar interesado. Un saludo y felicidades por tu post

    • Hola Jose Alonso.
      Ahora que no te encuentras en búsqueda activa de empleo es el momento ideal para hacer crecer tu red de contactos y estrechar relaciones profesionales. Yo aceptaría la invitación sin dudarlo, no encuentro ningún motivo por el cual no hacerlo, por lo que comentas no estas trabajando en ninguna empresa en la actualidad.
      Un saludo.

  7. Hola Víctor,

    Hace unos dias descubrí tu blog y me ha servido de mucho para abrir mi mente a la hora de buscar trabajo. Hasta ahora veía las redes sociales como un medio “personal” no como una herramienta profesional que permite expandir tus posibilidades. Ayer creé mi perfil en Linkedin y estoy en proceso de entender como funciona toda esa red de contactos, grupos de debate,…etc.
    Tan solo quería decirte que toda la información que expones es realmente interesante y muy útil.
    Gracias y un saludo!
    Irma

  8. Buenas tardes Victor.

    Me parece muy interesante y de gran ayuda tu blog ya que a mi me ha resuelto diversas dudas con LinkedIn, el CV, la carta de presentación, etc.

    No obstante, por mucho que salsee no consigo encontrar el modo de personalizar el mensaje para conectar. Al escribir en el buscador me aparece la persona que busco junto con el icono de conectar pero como no la conozco le doy a enviar mensaje InMail y me sale el anuncio diciendo que tengo que abonarme. Podrías ayudarme? Muchas gracias

    • Si me permites Mikel, como bien dices el InMail es una opción que solo está disponible para las cuentas Premium. La “Ventaja” del InMail es que LinkedIn de asegura una respuesta por parte del receptor. Si quieres mandar un mensaje personalizado a la persona con la que quieres contactar lo que tienes que hacer es darle a la opción de conectar y a partir de ahí podrás seleccionar el motivo por el cual quieres conectar con esa persona (Colega de trabajo, compañero clase,…) y ahí es donde puedes personalizar el mensaje.

      Un saludo.

    • Hola Mikel,
      En función del grado de relación que tengas con la persona que deseas conectar te apareceran diferentes posibilidades.
      – Si se trata de un contacto de 2º grado, podrás enviarle una invitación personalizada pulsando el icono “conectar”.
      – Si se trata de un contacto de 3er grado o de un miembro de algún grupo al que perteneces, es cuando te aparece el icono “Enviar un Inmail”, que como comenta Pau es una opción que solo está disponible para usuarios con cuenta Premium; con este tipo de contactos tendrás que obtener primero una presentación a través de algún contacto de 1er grado.

      Un saludo

  9. Hola Víctor, gracias por tu entrada. Me gusta el comentario que hace Gorka, en el sentido de que existen vínculos claros entre el mundo digital y el mundo real, que no deberíamos olvidar. A pesar de la ‘virtualidad’ de las relaciones en LinkedIn y de la (excesiva) facilidad para conseguir contactos en esa red profesional, no deberíamos olvidar que detrás de un botón de ‘conectar’ existe todo un protocolo de buenas maneras y de corrección que tendremos que tener en cuenta.

    Curiosamente, una buena parte de las peticiones que yo recibo en LinkedIn, no tienen ningún de personalización, dejando el mensaje por defecto. En todas ellas (excepto a gente que ya conozco, claro) pregunto cuál es el motivo, y lo interesante es que una buena parte nunca contestan, lo que indica claramente que no tenían ningún tipo de intención, más allá de sumar un contacto más a su red.

    • Buenas tardes Miguel Ángel,
      Gracias por tu compartir tu experiencia, es un claro ejemplo del mal uso que se realiza de esta red profesional y de las formas que usamos para realizar ¿networking?, no, lo que comentas no es hacer networking es perder el tiempo.
      Un saludo.

    • Buenas noches Jaume,

      Cuando escribí el post tenía claro que resultaba imprescindible poder aportar ejemplos reales sobre como (desde mi punto de vista) sí o no debía ser ese primer mensaje con un reclutador.

      También necesitaba que quedara plasmada la importancia de transmitir sinceridad y cercanía a través de un contenido personalizado, breve y sin florituras.

      Tu mensaje cumplía todo eso, así que no resulto difícil elegirlo para incluirlo en el post.

      Gracias por tu aportación, y espero que sirva de ejemplo y ayuda a todos los que lean el post.

      PD a todos los lectores: Lo genuino del mensaje de Jaume es que se trata de un mensaje personalizado. Tomarlo como modelo para realizar un “corta y pega”, convertiría tu mensaje en un texto impersonal, por lo que perdería todo su valor.

      Un saludo

    • Hola Alfonso,

      Sin duda para construir una relación fuerte resulta imprescindible la honestidad que mencionas. Para mi las relaciones se basan, en gran medida, en la confianza que me generan las personas.

      Por cierto, comparto contigo esa pizca de curiosidad que comentas 😉 ¿das fé de ello?

      Un saludo.

  10. Víctor, no conocía tu blog y me lo ha recomendado una amiga. Que sepas que he devorado varias de tus entradas y estoy tomando muy buena nota de tus consejos. Lo único que pido es que no pares…

    Un saludo,

  11. Víctor un diez, como nos tienes acostumbrados.
    Muchísimos de tus consejos a través de tus posts, van cubriendo huecos importantes en la búsqueda de empleo.
    Es una suerte poder contar con personas como tú y de manera tan accesible.
    Saludos Cordiales.

    • Buenos días Jose Antonio,

      Gracias por tu comentario, me alegra conocer que te resultan útiles 🙂
      Vuestras aportaciones son importantes para mi, así que si tienes alguna inquietud sobre la que quieres que hable en algún post, no dudes en exponerla.

      Un abrazo

  12. Cada palabra que escribes, habitualmente me da que pensar.

    Quizá soy excesivamente idealista al asumir que quien me solicita entrar en mi red, me conoce de alguna parte y quiere ofrecerme algo, puesto que incluso los favores son inversiones: si alguien a quien conozco moderadamente me pide un trabajo donde puedo actuar como catalizador, tras asegurarme de que no es un “delincuente” (no me gusta meterme en asuntos de política), encantado promoveré su incorporación al equipo de trabajo en cuestión, asumiendo que “tener alguien mio” en esa posición tiene una amplia gama de implicaciones, tanto de “medición” del grado de influencia en el medio en cuestión, que de aceptar adquiere un cierto grado de dependencia de mi (suponiendo que la persona en cuestión cumpla los requisitos “en la media”) al tiempo que cuento con alguien con un cierto vinculo de lealtad hacia mi dentro de la organización (especialmente si muy cuidadosamente le hago asumir el concepto de que consiguió ese puesto gracias a mi y que existe la posibilidad de que, de sentirme defraudado el proceso pueda invertirse).

    De igual manera, si escribo a alguien para que gestione mi cartera de Servicios, mantengo una relación transversal o, eventualmente, generar un valor añadido a mi “promotor”. Partiendo de esta base, asumo que la ausencia de respuesta de un “reclutador” en mi área es un gesto de sinceridad en el que tácitamente me transmite que no tiene nada que ofrecerme, asumiendo que, a diferencia de un porcentaje importante de esta subpoblación, no ira a tener mi apoyo cuando lo necesite, a diferencia de sus competidores, que si lo hicieron (aunque, aun así, algunos “no respondedores”, al detectar tardiamente mi competencia como “apoyo estrategico”, ocasionalmente me respondieron fuera del “plazo de validad” o solicitaron establecer contacto, que acepte utilizando los mismos criterios que para el resto de los mortales -dos tontos no hacen un listo- aplicando siempre un “factor de ajuste ponderal” de la “reliability” de este contacto en base a los datos que obtuve de mi primer contacto.

    Resumidamente, parto de la base de una relación de igualdad (gestionar una cartera de servicios resulta en poco trabajo para quien lo gestiona y sobrecarga en el prestador que, a fin de cuentas, lo que hace es contratar los servicios de un gestor que, en función de las competencias y preferencias de su cliente, y a cambio de dinero, intenta optimizar la rentabilidad, satisfacción y otros parámetros de la actividad profesional de la persona que solicito su apoyo con tal fin.

    • Hola Javier,

      Un placer tenerte de nuevo por aquí.

      Uyyyy… no comparto para nada ese “especialmente si muy cuidadosamente le hago asumir el concepto de que consiguió ese puesto gracias a mi y que existe la posibilidad de que, de sentirme defraudado el proceso pueda invertirse“, no sé, me suena al típico “Y no te olvides que estás aquí gracias a mi”, no me parece correcta esa actitud.

      Un saludo

      • Hola Víctor,

        No me he ido. Simplemente no intervengo y me dedico a aprender de tí que, como leo en tu comentario, sueles tener esa “oportunidad de mejora” que todos necesitamos en tu mente.

        No puedo decir que no esté de acuerdo contigo, porque mentiría. En la Business School me enseñaron que, en las culturas latinas, el “enchufe” es un item imbricado en la practica empresarial, genera vínculos de lealtad entre el “enchufado” y el mentor, aumentando por sinergia la productividad. Al tomar contacto “in vivo” comprobé que no se contrata al más capacitado, sino al “enviado por” (e.g. vide apellidos de políticos Españoles de los siglos XX y XXI, donde existe una alta tasa de overlap).
        Por respeto a la costumbre y por no “hacer de Quijote”, hice lo que veía y que en “Business Ethics” no era considerado reprobable en el medio cultural mencionado.

        Por último, también pretendí subrayar la transversalidad de la relación reclutador-reclutado, que curiosamente se pretende convertir en vertical, donde el reclutador “hace el favor” de contratar a alguien. Es paradigmático, aunque no exclusivo, el uso de “oferta de trabajo” para hacer referencia a “demanda de servicios”. Lingüísticamente, es una aberración semántica, que refleja la situación que comenté en mi artículo de USAhispanicpress.

        Desde el punto de vista personal, estoy contigo. Desde el de generador de valor añadido, no tengo otro remedio que elegir yo, o dejar que otros introduzcan a sus “protegidos”, habitualmente (que ya hace falta tino) muy por debajo de la media en su productividad e “intocables” (para conservar mi buen nombre, un sponsorizado que no cumpla con las expectativas contará con todo mi apoyo para encontrar otro puesto de trabajo más acorde con sus competencias, voluntariamente o no -eufemismo para expresar que contacto con la misma persona a quien le recomendé y le transmito mi decepción y disposición a reubicar fuera de su empresa al interdicto, independientemente de la “lealtad” que pueda tener hacia mí ).

        Rarezas de quien hace productiva hasta la crisis….

        Un abrazo

      • Hola de nuevo Javier,

        ¿Sabes qué?, de verdad que me encantan tus aportaciones, me estoy haciendo muy fan de ti.

        Son tantas las magníficas enseñanzas que ofrecen algunas Business Schools a su selecto y elitista alumnado… Lo sé, doy fé de ello, son en esas fantásticas Escuelas de Negocios donde también aconsejan a los directivos de las empresas que tienen que estar alejados de un medio como las Redes Sociales, Craso error, pero en fin…

        En cuanto al tema de los enchufados, protegidos e intocables, por desgracia también he tenido el placer de vivir experiencias parecidas a la tuya; cuando uno no es el propietario de una empresa o no dispone de un puesto con “poder” dentro de una organización, poco se puede hacer frente a este tipo de cosas, excepto hacer entender que se está cometiendo un error, argumentando las consecuencias que ocasionará y los costes derivados de la decisión.

        Un abrazo.

      • Eh! eso pertenece a la Liturgia Latina!
        Eres una fuente de saber. Aconsejas “Carmina selecta” entre los textos de interés para los ejecutivos “desterrados”?

        Por cierto, esa frase….Politici velis? (este es clásico, no eclesiástico, seguro que me equivoco, pero seguro que resulta inteligible).

        Un placer encontrar gente culta (o tan rara como yo…)

        Un abrazo y buen fin de semana

  13. Muy bien explicado Víctor, aun siendo un buen recurso para contactar y tener posibilidades laborales, es una red social y hay que afinar en descripciones, perseverancia y no descuidar la información, intereses, etc…

    (creo que me voy centrando) 🙂 Un abrazo

    • Hola Javi,

      Con cada uno de tus comentarios me haces sentir como un educador, jajaja
      Lo que argumento en el post no es una ciencia exacta, ya que cada reclutador es una persona distinta y tiene sus “gustos”, no sería correcto decir que mi opinión es la única y verdadera, pero sí puedo asegurarte que se trata de una opinión bastante generalizada entre los profesionales de RRHH.

      Un saludo

  14. Buenos días,

    Estoy totalmente de acuerdo contigo Víctor. Aunque hace tiempo que conozco LinkedIn, tan solo hace poco más de un mes que lo uso, y nunca se me ha ocurrido invitar por invitar, creo que es algo innecesario. Conectar con conocidos, antiguos compañeros de trabajo o clientes es más importante para definir un buen perfil que invitar a diestro y siniestro a quien pillemos por en medio.
    Parece ser que el uso de las redes sociales nos exime del uso de la lógica a la hora de hacer nuevos contactos. A caso cuando vamos por la calle nos paramos a hablar con cada persona que nos cruzamos… no verdad.
    También creo que a la hora de contactar con alguien que solo lo conocemos por sus comentarios, es importante personalizar el mensaje de la invitación con palabras que aporten algún valor, como bien dices en tu articulo.
    Personalmente de mis 60 contactos que tengo a día de hoy “ya sé que son pocos”, puedo asegurar que he entablado conversaciones reales con más del 95% de ellos, y estoy seguro que igual que yo, ellos piensan que si en algún momento necesitan algo de mí, les intentare ayudar en todo lo que pueda.
    Aunque la Calidad y la Cantidad son dos cosas muy importantes en toda evolución personal y profesional, a día de hoy y con la competencia que hay en todos lados es muchísimo más importante la Calidad que la Cantidad.

    Un Saludo!

    Pau Xaubet.

    • Hola Pau,

      Sin duda resulta importante hacer un uso efectivo y lógico de las invitaciones que realizamos en LinkedIn, yo no soy muy partidario de usarla indiscriminadamente por aumentar la red, pero tampoco de usarla únicamente para agregar a personas conocidas, antiguos compañeros de trabajo, de estudios o clientes, ya que lo interesante de esta red profesional es poder contactar con personas desconocidas con las que puedan surgir posibles sinergias profesionales. En el fondo lo que intento transmitir en el post es la importancia de comenzar una posible relación profesional con un desconocido pero haciéndolo bien.

      Un saludo.

  15. Pingback: Bitacoras.com

  16. Me ha parecido interesante ver la visión del reclutador. En mi opinión basta con aplicar el sentido común y la buena educación de la vida real al mundo digital. Se está extendiendo en Linkedin la estrategia LION (Linked In Open Networker) que consiste en acumular contactos para, supuestamente, ayudar a los demás usuarios a hacer Networking. En muchos casos nos es más que una técnica para crear base de datos y bombardear con Spam.

    • Hola Gorka,

      Muchas gracias por tu aportación, te doy completamente la razón con el tema de los usuarios LION. Doy fe de ello, por eso mismo en mi perfil personal de LinkedIn te confieso que únicamente tengo a un usuario de ese tipo.

      Un saludo.

  17. Hola Víctor,

    El post es muy interesante, no obstante difiero en algunos aspectos.
    Me atrevería a decir que un 99% de los reclutadores en Linkedin (especialmente aquellos que trabajar en consultoras) aceptan el 100% de las solicitudes de contacto y el motivo es bien sencillo.

    Cuantos más contactos tenga, más amplia será su red, de manera que a más contactos, más CVs a los que puede acceder. Teniendo presente que las consultoras trabajan por objetivos y el reclutador/a tiene que facturar a final de mes, sería algo insensato rechazar solicitudes pues al fin y al cabo sería rechazar potenciales candidatos.

    Puede que no te interese el contacto de esa persona en concreto, pero sin duda te abre la puerta a sus contactos y a los contactos de los contactos (2º y 3r grado respectivamente).

    Como anécdota que confirma mi afirmación, de los más de 200 contactos que tengo relacionados con el ámbito de los RRHH solamente 14 tienen menos de 500 contactos, lo que me parece bastante relevante.

    No obstante esto, comparto lo que comentas anteriormente lo de personalizar la invitación (pese que en un primer momento el que la recibe ni si quiera la ve) y los otros puntos que comentas.

    ¡Un saludo y a seguir así que siempre encuentro cosas interesantes en tu blog!

    • Buenas noches Marc,

      Quizás el post está más enfocado desde el punto de vista de profesionales de Reclutamiento y Selección que no trabajan en el sector de Recursos Humanos (consultoría).

      Efectivamente de forma generalizada los reclutadores de consultoras de RRHH no ponen ningún impedimento en aceptar a cualquier persona que desea conectar con él, pero he de comentar que esta situación también está cambiando, ya que las consultoras comienzan a darse cuenta que cuando estos reclutadores abandonan por cualquier motivo la empresa, también se llevan con ellos una valiosísima base de datos de candidatos. Es por esto por lo que se está comenzando a crear un perfil del reclutador personal y un perfil del reclutador de empresa. Sin duda en el perfil de empresa no habrá un rechazo a la invitación de un candidato, pero ¿y en el personal?.

      Por otro lado, imagina que trabajo reclutando perfiles IT, ¿De que me sirve a mi tener 1.000 contactos en mi cuenta personal de LinkedIn relacionados con perfiles IT, si a lo mejor en un tiempo me encuentro en una empresa donde tengo que seleccionar otro tipo de perfiles completamente diferentes?.

      Sé que para un reclutador, resultan importantes esos contactos de segundo y tercer grado, pero para eso prefiero conectar con unos cuantos usuarios LION.

      Un abrazo.

    • Estimado Víctor, muchas gracias por compartir tal experiencia con nosotros. Me servirá mucho en el futuro, ya que recién me estoy formando en este campo de Selección y Reclutamiento después de haber terminado mis estudios universitarios, te agradezco por compartirlo. Un cordial saludo.

      • Gracias Ivan,

        Sigue formándote en este ámbito a través de cualquier vía, es una profesión que te reportará muchas experiencias positivas (y también algunas negativas, pero una minoría). Hace unos días leía una entrevista de una persona querida para mí, y decía que uno de los mejores consejos que había recibido a nivel profesional era “Haz de tu profesión una vocación y nunca vas a tener la sensación de que estás trabajando”, ¡¡cuanta razón!!, te animo a que conviertas en vocación ese trabajo al que aspiras.
        Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s