Notas discordantes en la melodía de tu organización

La marca empleadora de una empresa representa la imagen que esta proyecta de sí misma a sus potenciales trabajadores o colaboradores, una melodía donde la sucesión de sus sonidos debe ser percibida como una sola entidad, y en la que no deben haber notas discordantes que desvirtúen la realidad de lo que somos realmente.

Son muchas las variables susceptibles de hacer atractiva una empresa para un candidato, pero sin duda, aquellas que reflejan la reputación interna de la organización son de las que más impacto tienen en la elección previa de la empresa para la cual se desea trabajar.

Dentro de esa reputación interna, los valores de la organización y el sentimiento de orgullo y de pertenencia de sus trabajadores, harán más fácil o difícil la posibilidad de atraer el talento que nuestras empresas requieren.

Hay quién piensa que simplemente con desarrollar y llevar a cabo una buena estrategia de Employer Branding Externa se pueden enmascarar todas aquellas notas discordantes que hacen que una empresa pueda perder su atractivo de cara al candidato, pero esto no es cierto.

Una estrategia de employer branding siempre comenzará a gestionarse de dentro hacia afuera

Se acentúan los problemas cuando se perciben incoherencias entre lo que uno dice de sí mismo y lo que otros dicen de ti, ésto nunca acaba bien. Primero debemos mejorar nuestra reputación interna para posteriormente proyectarla al exterior.

Cuando existen notas discordantes en la melodía de tu empresa, no podrás ocultarlas, debes solucionarlas, ya que los potenciales candidatos de tu organización no querrán formar parte de su banda sonora.

Existen pocas empresas que reconozcan tener problemas de reputación interna en la misma, casi todas intentan ocultar los posibles problemas por la ausencia del reconocimiento que hacen los empleados de ella en relación al comportamiento corporativo de ésta.

Valores éticos y profesionales como la honestidad, la transparencia, respeto, coherencia, seriedad y calidad en su gestión, compromiso con la sociedad, legalidad, buen gobierno corporativo e innovación, son aspectos que debemos cuidar con minuciosidad en nuestras empresas.

Y por suerte o por desgracia, internet y las redes sociales han democratizado la información, convirtiendo cualquier aspecto que hasta hace unos años pertenecía única y exclusivamente al ámbito corporativo, en una información que ahora es conocida por todos.

Una de las claves más importantes a la hora de atraer y fidelizar el talento en una organización es su reputación interna. Resulta imposible posicionarse como una marca empleadora reputada si se carece de una reputación interna.

Una empresa no puede pretender ser atractiva a través de su marca empleador si previamente no ha gestionado correctamente su reputación interna.

Hace un tiempo tuve la posibilidad de conocer de cerca un caso real de empresa con una reputación interna pésima y que sin embargo intentaba proyectar a través de sus ofertas de empleo y procesos de selección una buena reputación de la que realmente carecía. No sólo pude entrevistar a varios de sus ex-empleados en diferentes procesos, sino que llegué a conocer información de su cultura y valores a través de actuales empleados de la misma.

Se trataba de una empresa que no conseguía incorporar nuevos profesionales a pesar de la situación actual del mercado laboral, debido principalmente a su conocida falta de valores éticos y profesionales; una empresa en la que: «El trabajador que continua en ella, está agazapado esperando a que amaine la tempestad para salir y mostrarle todo su potencial a aquella empresa que sí sea capaz de reconocerlo y valorarlo».

Sin embargo, a pesar de ser conscientes de la necesidad de plantear nuevas políticas y objetivos para mejorar su reputación interna, llevan trabajando de la misma forma durante sus más de 30 años de actividad, no pretendiendo cambiar, ya que su volumen de facturación sigue siendo óptimo.

¿Pensáis que una organización de este tipo podría resultar atractiva para el mercado de talento, por muchas estrategias de Employer Branding que intentara implantar? No.

Acciones internas a llevar a cabo antes de dar visibilidad externa a nuestra Marca Empleadora:

number 1 Conocer cuál es el punto de partida o Situación Actual en la que se encuentra nuestra organización, es decir, conocer nuestra imagen real como empleador: A nivel interno, realiza una encuesta, entrevistas personales, o focus group, para conocer cómo es la experiencia de los empleados en tu organización. Es una manera muy efectiva de recopilar información sobre el nivel de satisfacción y compromiso de los empleados, al igual que las entrevistas de salida cuando un trabajador se desvincula de forma voluntaria de nuestra organización. A nivel externo podemos pedir feedback a nuestros candidatos en los procesos de selección, realizar encuestas abiertas sobre la percepción que se tiene de la marca empleadora de la empresa…

number 2 Elaboración de nuestra Propuesta de Valor al empleado: Analiza todo aquello que tus empleados esperan y valoran de la relación con la empresa. Atributos como el salario, contenido del puesto de trabajo (variedad de funciones, desafíos, autonomía, impacto del puesto…), oportunidades de desarrollo, misión y valores corporativos, reputación/sentimiento de prestigio, buen ambiente de trabajo, sentimiento de pertenencia, respeto por la diversidad, estilos de liderazgo de mandos intermedios y dirección, así como beneficios sociales o salario emocional (horario flexible o teletrabajo, Conciliación vida familiar y laboral, Seguro médico, plan de pensiones, días libres retribuidos…). E incluye todo aquello que podrías ofrecer o estarías dispuesto a ofrecer y no ofreces en este momento.

number 3 Establece un plan de acción real para mejorar y cuidar la Experiencia de empleado: Identifica el desfase o diferencias existentes entre los atributos que sustentan la imagen real (Punto de Partida) y la imagen deseada (PVE) y establece un plan de acción para mejorar todos aquellos aspectos de la experiencia de empleado que actualmente no son los idóneos, haciendo especial hincapié en las vivencias, experiencias y sentimientos generados en un empleado como consecuencia del trato que recibe en cada una de las etapas evolutivas de su vida como trabajador en nuestra organización, y del trato recibido en los momentos críticos de su vida laboral y de su vida personal.

¿Estás dispuesto a mejorar la reputación interna de tu empresa? De ti depende que ésta no sea la última canción de la banda sonora de tu empresa.

Víctor Candel


En Talento & Personas somos especialistas en Diseñar Estrategias de Atracción y Fidelización de talento, elaborar la Propuesta de Valor al empleado de tu organización, así como en Analizar, evaluar y mejorar la Experiencia de empleado y Experiencia de candidato en tu empresa. Contacta con nosotros para más información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .